Jak & Daxter: La frontera perdida – Avance PSP

Jak & Daxter: La frontera perdida - Avance PSP

Llevamos una temporadita repleta de anuncios y noticias sobre PSP. No es para menos. Sony quiso apoyar el lanzamiento de PSP Go y lo ha conseguido con bastante éxito (aunque la susodicha no ha terminado de cuajar, al parecer). Por otro lado, la compañía nipona sigue con la táctica de mantener PS2 a base de ports de PSP, táctica discutible desde muchos puntos de vista, pero supongo que rentable.

De cualquier forma, es hora de congratularnos por la llegada de “Jak & Daxter: La frontera perdida” a PSP y PS2, la continuación de la trilogía “Jak” de PS2, lo cual provoca en mi sentimientos enfrentados, porque es tan buena que por muy bien que se haga cualquier secuela siempre tendrá el listón altísimo. Quizás, ese es el problema fundamental que me he encontrado al ponerme a los mandos, la nostalgia y los memorables momentos que he pasado delante de mi vieja PS2.

La demo probada nos permite jugar en los tres modos fundamentales de juego: fase clásica de plataformas, fase de vuelo y fase con Daxter. Se nos pone en situación con un vídeo hecho mediante el motor del juego (grabado, no generado en tiempo real): Jak y Daxter están ayudando a Kiera a convertirse en una Sabia de Eco. Para ello, han viajado al fin del mundo, donde esperan encontrar la solución a los problemas del mundo, uno que nos es conocido: la energía del planeta, el Eco, se está agotando. A bordo de su Hellcat (avión), llegan a “El límite”… donde son atacados por piratas. Pese a los intentos de evasión de Jak y un intento de uso del eco oscuro “contraproducente”, la nave es dañada y tienen que realizar un aterrizaje forzoso.

---

Tras este largo video introductorio, en el que se nota la ausencia de las voces “clásicas” de Jak y Dax (aunque sus sustitutos son competentes), nos ponemos a los mandos de Jak. Salto, doble salto, puño, spin, uppercut… todos los movientos clásicos se mantienen, con tres ausencias destacables: la voltereta, el salto “cargado” y mi amada turbotabla, que salvo novedad, no aparecerá en esta nueva incursión “a la antigua usanza” (puesto que el anterior de juego, “Jak X”, era un cruce sosainas de Mario Kart y Burnout). En general, la impresión al manejar a Jak es la de estar ante el mismo salvador que conocimos en la trilogía.

Los puntos oscuros viene de la gestión de la cámara, algo ortopédica e incómoda (los gatillos no dan para más, y ha desaparacido la visión en primera persona, tán útil para apreciar detalles), y las transiciones entre animaciones, que aún siendo buenas, no llegan ni a la suela de los zapatos a las primeras aventuras de Jak. Como dentro de unas semanas me voy a hacer con las dos versiones podré valorar el aspecto del control en su justa medida, viendo si desde High Impact se han limitado traspasar tal cual el juego, o se han tomado la molestia de aprovechar las evidentes ventajas derivadas de tener un mando con cuatro gatillos y dos analógicos (con sus botones adicionales).

El tema de la cámara es frustrante porque el trabajo a nivel gráfico es apabullante y no se puede apreciar como nos gustaría. Partiendo de la premisa de que lo que tenemos entre manos no es una PS3, pocos peros se le pueden poner a los gráficos: coloristas, bien modelados y con una distancia de visión brutal. El aspecto, para los que hallan disfrutado anteriormente de las correrías de Jak, recuerda a “El legado de los precursores”, el título más puntero de PS2 en su momento. Frente a juegos que se sirven de trucos como el dithering (Gran Turismo, mismamente), “La frontera perdida” muestra unos escenarios limpios, sin apenas bordes de sierra, sin popping… en definitiva, un apartado técnico que no sorprende (God of War dejó el listón muy alto), pero que regala los ojos.

---

En la primera fase, que actúa de tutorial, deberemos encontrar la forma de reparar la nave. En esta ocasión, nuestra tabla de salvación será un cristal de eco verde, que según Kiera permite acumular enormes cantidades de energía y a la postre, se postula como la solución a los problemas del planeta. Reparada la nave, volveremos a los cielos para dar su merecido a los piratas, que están fustigando a una nave de Aeropa, una nación de los confines del planeta. Como ya pasaba en Jak II y 3, el escenario por el que acabamos de pasar se convierte en una versión de bajo poligonaje del mismo, muy resultón en las distancias largas pero pobre en las cortas (comprensible teniendo en cuenta las limitaciones de la máquina). El control de la nave es muy cómodo, enseguida estaremos haciendo cabriolas por el aire y explorando el vasto mapeado.

Es en estas fases donde el juego peca de falta de… “depuración”, y es que la malla de colisión de los objetos es más grande o no coincide con su respectivo modelado, lo cual hará que si apuramos nos llevemos unos buenos golpes inexplicables, amén de que algunas colisiones son ridículas. Aún así, si nuestras valores de tiquismiquismo no son demasiado elevados, estas fases de vuelo cumplen sobradamente, máxime si contamos con la presencia de mejoras para las naves que podremos pilotar.

Ayudar a esta nave nos permitirá visitar la capital de Aeropa, y aquí, de nuevo manejando a Jak, podremos disfrutar de una ciudad con un diseño soberbio, que aunque no alcanza la extensión de Villa Refugio, Spargus y, en general, cualquier escenario de sobremesa, al menos en lo que respecta al estilo a mi me gusta más. Tendremos muchos objetos con los que interactuar, destronzándolos (aunque hacerlo no sirve para nada, es un detalle de agradecer), y volveremos a ver a nuestros viejos compañeros, los totems “Precursor” que nos harán ganar esferas una vez más (y de nuevo, podremos canjearlos por trucos, como el clásico de la perilla o la cabeza de gigante). La ciudad sin ser kilométrica, si es lo suficientemente amplia como para dar una satisfactoria sensación de inmersión, a lo que ayudan los NPCs que pueblan sus calles. En esta ciudad podremos canjear nuestras reservas de eco oscuro por eco amarillo, rojo, azul y verde (ni Parchís…), cada uno con atributos destinados a la salud, el ataque cuerpo a cuerpo… Este apartado de personalización del personaje se completa con mejoras sucesivas a la armadura y al bastón.

---

Bastón que en la siguiente misión que se nos encomienda se convierte en bláster. Igual que con el manejo básico, se conservan todos los movimientos de siempre: disparo, salto+spin+disparo múltiple… tendremos que superar un circuito de tiro, más largo de lo que estabamos habituados en entregas anteriores, y más completo. El superar las secciones con oro nos reportará “jugosas” esferas y eco oscuro. El apuntado del arma es automático, y deja un sabor agridulce (nada nuevo bajo el sol): en más ocasiones de las deseadas apuntará a Villadiego. Tampoco ayuda la cámara, que aparte de ser algo lenta se puede volver loca en el momento más inoportuno.

Una vez superada la prueba de tiro solo queda manejar a Daxter, que tras un pequeño traspiés acaba en una zona oculta de la ciudad donde un pequeño accidente, similar al sufrido en “El legado de los precursores”, le acabará convertiendo en una bestia parda. La vista pasa a ser cenital y el manejo se simplifica: dos tipos de ataque, cojer enemigos y un “ataque especial”. Eso es todo. La simplicidad del manejo concuerda con la de los puzzles que tendremos que superar: pulsar interruptores, lanzar arañas… no reviste mayor dificultad. En general, es esta última parte la menos satisfactoria, pero quizás dentro del juego completo estas fases distendidas den un merecido respiro al jugador.

“Jak & Daxter: La frontera perdida” se postula como un juego fresco, divertido, técnicamente cuidado, variado… ¿y corto? La media hora que cuesta pasarse la demo (si se va al grano, sino, una hora) representa el 7% del total, lo que se antoja algo escaso. De cualquier forma, este Jak es un serio candidato a juego del año en PSP, un fuerte rival para “Assassin’s Creed: Bloodlines” y “Little Big Planet”, quizás el mejor plataformas de la portátil, y para regocijo propio y ajeno, parece que una buena continuación a la excelente historia creada por Naughty Dog. Lástima que estén centrados en Uncharted… siempre nos quedará la esperanza de ver a Jak corriendo por PS3.

En breve, el análisis de este juegazo. Intentaremos comparar las dos versiones y centrarnos en discernir cual os es más conveniente, más que en valorar los aspectos del juego (en lo cual, por si no lo habíais notado, he empleado este extenso avance).

Descarga (necesita Media GO y cuenta USA)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AVANCES. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Jak & Daxter: La frontera perdida – Avance PSP

  1. tony dijo:

    esta guai el juego

  2. mefgan dijo:

    esta genia ese juego para qe lo jueguen

  3. Pepe dijo:

    Hola tengo el juego pero me e quedado atascado cuando tienes que matar a un mono rosado, alguien me puede decir como matarla . Gracias

    • wabo dijo:

      Esto no es un consultorio, pero en fin… interpreto que te refieres al enemigo que te encuentras en SPOILER ALERT
      Airopa, cuando está semiderruida.FIN SPOILER ALERT
      En ese caso, la clave está en disparar con el lanzagranadas y usar intensivamente el poder de “escudo”, esquivando mientras se recarga dicho poder. No hay más ciencia.

  4. cesar dijo:

    este juego es muy chulo ha pepe el mono rosado se mata con la metralleta y quando tira los barriles no le dispares porque no le quitaras vida hi quando valla corriendo salta y el se caera al suelo entonces aprovechas y le disparas pero con la arma de color rojo no dispares porque esa arma no le quita vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s