GAMER – La ficción y el futuro, ¿qué nos espera?

“GAMER”, es la obra de Mark Neveldine y Brian Taylor, cuya premisa de partida nos sitúa en 2034, un momento en el que el sistema carcelario está a punto de reventar por las costuras. En un lucrativo e inteligente negocio, una empresa privada dirigida por el magnate Ken Castle (Michael C. Hall, más conocido por sus papeles en “Dexter” y “A dos metros bajo tierra” ) ha desarrollado un método de sustitución de células de la corteza cerebral por nanorreceptores, que permiten el control, en una determinada zona, de los humanos intervenidos por parte de otros humanos.

Como primera iniciativa surge “Society”, un clon descarado de Second Life, donde la gente, a través de sus avatares (recordemos, personas reales) puden dar rienda suelta a sus fantasías (desde montar en un columpio hasta participar en una orgía), siempre que estas no incluyan la muerte del sujeto controlado. Tras ese éxito, se preparó la experiencia “Slayers”, un juego con 30 “campos de batalla” protagonizado por presos condenados a muerte en el que el recluso que supere con éxito todas las “fases” gana la libertad (algo así como un “Gladiador”). Estamos hablando de un TPS (third-person shooter) donde una bala significa la muerte, y la muerte, para el “personaje”, es real.

No desvelaré más del argumento, porque ni tiene mucha chicha, ni nos importa un pimiento en el ámbito en el que estamos, es decir, un blog de videojuegos. Sin embargo, cabe la reflexión sobre dos aspectos de la película: por un lado, el control mental. Por otro, el uso de seres humanos cual marionetas. Uno de ellos resulta plausible a medio-largo plazo; otro, espero que no. Pero ambos me desagradan.

Tras la experiencia del WiiMando, y el posterior desarrollo del Motion Controller y, sobretodo, “Natal”, es evidente que el siguiente paso es eliminar las barreras entre lo que se hace, y lo que se ve. Eliminar las pantallas, los altavoces, llegar directamente a la inducción de sensaciones al cerebro. A este respecto, parece que Sony se ha adelantado al resto. Sin ser muy espabilados podemos ver claramente las ventajas e inconvenientes:  la sensación de inmersión en los videojuegos alcanzaría cotas que no podemos ni imaginar; por contra, el jugador sufriría una más que probable pérdida de la noción de la realidad, amén de la carga de estrés que nos puede suponer el participar en un conflicto/carrera/loquesea “cuasi-real”.

Un servidor no puede estimar el grado de influencia que podría llegar a ejercer un sistema así en los seres humanos, y francamente, no me gusta la idea de que puedan “inyectar” pensamientos directamente en mi mente. Poniendome agorero, eso abriría la puerta a la creación de un verdadero rebaño de ovejas, esperando que su pastor las guiase. Un remedo de “Matrix”.

Pero si este primer aspecto desalentador lo es por la deshumanización “forzada”, la segunda es quizás aun peor: la deshumanización voluntaria, usar como objetos a otros humanos. Espero que no lleguemos a ese punto, aunque tristemente, no me extrañaría. Quiero pensar que del mismo modo que el jugar a un FPS donde el grado de desarrollo técnico fuese tal que los enemigos pareciesen realmente humanos no nos reportaría satisfacción alguna, si no más bien repugnancia, lo haría del mismo modo el jugar con las personas.

Quiero pensar…

Esta entrada fue publicada en ARTÍCULO y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a GAMER – La ficción y el futuro, ¿qué nos espera?

  1. Me ha gustado mucho el post ^^

    La peli no la he visto, aunque lo que me atraía sólo eran Butler y Hall; pero no sería capaz de llegar a esta conclusión…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s